El presidente del Fondo Ambiental de El Salvador (FONAES), Koky Aguilar, visitó la  bocana de San Diego, La Libertad, para constatar la problemática medioambiental que, según habitantes, ha disminuido la afluencia de turistas a la zona.

La llegada del titular del Fondo,  fue gestionada por lugareños, que al notar la actividad de la institución  a través de redes sociales, contactaron a la autónoma, para exponer la grave situación del manglar que está próximo a la bocana.

“El manglar se está secando, hay bastante basura, lo que realmente queremos es limpiar ese lugar” expresó Susana Rodríguez, miembro del Comité Comunal de Voluntarios de Protección Civil de San Diego, luego de manifestar que el recurso se contamina por residuos sólidos provenientes de ríos que tienen  origen en zonas altas.

Además, miembros de la comunidad, aseguran que en el lugar existe una poza natural que se ha contaminado, y que ya no tiene la capacidad de albergar las especies que la habitaron en años anteriores.

Durante el encuentro, suscitado el pasado 5 de septiembre, el presidente del FONAES, Koky Aguilar, instó a lugareños a hacer jornadas de limpieza, y a reciclar los desechos reutilizables. “Gestionaremos la instalación de biobardas en los puntos estratégicos que son focos de residuos sólidos”, agregó.

Las riobardas son mallas  rellenas de botellas de plástico, que  retienen los desechos que flotan en las aguas de ríos o mares, y se colocan de forma horizontal, en  puntos críticos de los mismos, para obstaculizar sólidos.