El presidente del Fondo Ambiental de El Salvador (FONAES), Koky Aguilar, visitó El Salto de Malacatiupán, situado en Atiquizaya, Ahuachapán; luego de atender a la petición de un lugareño, que expresó su descontento ante la degradación que está proliferándose en las cascadas.

Juan Morales Osegueda, habitante de Atiquizaya, manifestó al equipo de FONAES que las cascadas  permanecen con múltiples materiales residuales lanzados por visitantes, y que ninguna autoridad competente ha tomado acción al respecto. Además, la notable deforestación a sus alrededores, contrasta negativamente con la belleza de las cataratas.

“Las condiciones del lugar están en abandono, descuidadas por las autoridades pertinentes, no hay insumos   para que los visitantes se sientan cómodos, no hay depósitos donde poner la basura, y se vuelve un problema de contaminación; además, las comunidades que se encuentran río arriba, desechan los plásticos en cualquier lugar y estos mismos van a parar a las cascadas, ya que no hay un control de recolección por parte de la municipalidad”, expresó Morales Osegueda.

El titular del Fondo, Koky Aguilar, manifestó durante la visita, efectuada el pasado 9 de septiembre, que la institución podrá trabajar en la reforestación de la zona, y en la donación de Ecoestaciones (recipientes para albergar desechos sólidos, separados de acuerdo a los materiales que los componen). Además, con respecto a la contaminación de las aguas de la cascada, aseveró que será necesario instalar una riobarda, que contenga los residuos contaminantes, desde la parte alta. “Debemos rescatar este bello lugar”, añadió el funcionario.

Malacatiupán es una palabra de origen náhuat que significa: templo redondo. El lugar, es llamado por allegados  como: “El Salto”, y es un trío de cascadas de agua termal, que caen desde más de 12 metros de alto, y que contienen una poza de color turquesa. La afluencia de turistas al lugar es constante, a pesar de la degradación que aqueja la zona, y sus visitantes, tienen la oportunidad de tomar un baño en aguas termales de aproximadamente 40º centígrados de temperatura.