Dirección ejecutiva y equipo de coordinación de FONAES visitaron Arambala,  Morazán,  durante los días 3 y 4 de octubre; atendiendo a  la invitación del presidente de la Fundación Naturaleza El Salvador, Francisco Álvarez,  quien promueve obras de preservación de los recursos naturales de la zona.

Durante la primera jornada, los funcionarios asistieron a una asamblea celebrada por el Comité Asesor Local del Área de Conservación Nahuaterique, que es un ente que promueve buenas prácticas ambientales,  y que  participa en la preparación de instrumentos de desarrollo territorial, en la región de la influencia del área de conservación.

En el encuentro, miembros del comité, conformado por 16 municipios de Morazán, expusieron planes estratégicos, que se enmarcan en resolver problemáticas de deforestación y escasez de recurso hídrico, que aquejan a  parte de las comunas  parte de la comisión. FONAES, tuvo una intervención en la plenaria, donde la coordinadora del Departamento de Programas, Marbelly Morales, expuso el quehacer institucional de la autónoma.

Posterior a la actividad, el equipo de FONAES, sostuvo una reunión con el presidente de la Fundación Naturaleza, Francisco Álvarez, que brindo una explicación sobre el trabajo territorial que la misma efectúa en la zona del río Sapo, donde desea impulsar un plan efectivo de conservación de la biodiversidad que habita el área. En ese sentido, Álvarez solicitó el apoyo del Fondo, para desarrollar alternativas que eviten el turismo en lugar, como primer paso, para garantizar el cuido de las especies que lo albergan, entre otras.

En la siguiente jornada, que se llevó a cabo el 4 de octubre, el equipo de FONAES visitó el río Sapo, como parte de la estrategia de trabajo territorial que la autónoma abandera en la actual gestión. La exploración del lugar, dirigida por el presidente de Fundación Naturaleza, Francisco Álvarez, tuvo como principal objetivo, evidenciar las zonas donde se necesita con urgencia la construcción de casetas de vigilancia; entre otras acciones, que contribuirían a la conservación de los recursos, y a promover condiciones adecuadas para el desarrollo turístico, en armonía con el medioambiente.