¿Qué hechos se pueden denunciar?

  • Construcciones no autorizadas legal o administrativamente en suelo no urbanizable o zonas protegidas.
  • Contaminación ambiental con emisiones, radiaciones o vertidos de cualquier tipo dañando suelos, aguas terrestres superficiales, subterráneas o marítimas y que dañarse el medio ambiente o la salud de las personas.
  • Contaminación ambiental agravada: el que desobedeciere las disposiciones legales o mintiere para obtener el permiso ambiental.
  • Depredación de flora protegida y bosques: cortar, talar o dañar bosques.
  • Depredación de fauna: el que empleare veneno o medios explosivos para la caza y pesca.
  • Quema de rastrojos, eximiendo de cualquier pena los agricultores que realicen labores agrícolas estrictamente culturales.
  • Comercio y transporte de sustancias peligrosas.

El proceso penal ante el cometimiento de delitos ambientales no excluye de la responsabilidad civil ni administrativa en la que incurra el imputado; pudiendo estar el mismo hecho investigándose simultáneamente en las tres instancias: Administrativa, Civil y Penal.

¿Cómo inicia el proceso?

  • En un Juzgado Ambiental se inicia por aviso o demanda, verbal o escrita, por la persona natural o de manera colectiva cuando se consideren afectados.
  • En la Cámara Ambiental, se inicia a través de una demanda contra el Estado como causante del daño ambiental.
  • En materia Penal, se inicia a través de una denuncia en la PNC y en la Fiscalía General de la República, la cual presentará el requerimiento en el Juzgado de Paz de la jurisdicción correspondiente.
  • En el procedimiento administrativo, el Ministerio actuará de oficio ante denuncia o aviso.

¿Cómo presentar una denuncia?

Cualquier persona, de forma escrita o verbal , individual o colectiva, tiene derecho a interponer una denuncia, la cual puede ser anónima.

No es necesaria la representación de un abogado. Ante una demanda o denuncia, el Juzgado Ambiental actuará de oficio, apoyándose de un equipo multidisciplinario, pudiendo ordenar medidas de protección ambiental, como suspender obras de forma total o parcial, mientras dure la inminencia del peligro a la salud o el daño ambiental y se dicte sentencia definitiva, ordenando la reparación del daño o indemnización a los afectados.

Las sanciones civiles no exoneran la responsabilidad administrativa y penal en las que se incurra.