En el 2004 el Fondo Ambiental de El Salvador, acorde con su área estratégica de trabajo “Conservación y Aprovechamiento Racional de los Recursos Hídricos” presentó a consideración del Gobierno de El Salvador para que a través del Fondo Franco Salvadoreño se pudiera financiar el programa piloto que se denominó: “Techo y Agua”, dirigido a las comunidades y grupos más vulnerables del país. Con esto se pretendía iniciar un proceso sistemático de aprovechamiento de agua lluvia en el área rural, el cual contó con un financiamiento inicial de US$500,000, lográndose ejecutar 15 proyectos los cuales beneficiaron a 459 familias. El éxito de este programa piloto le permitió  al FONAES gestionar fondos por un período de 15 años de ejecución con el  Fondo Franco Salvadoreño con una inversión de US$ US$11, 91 millones de dólares, convirtiéndose en el Programa de mayor impacto desarrollado por el FONAES, a todo lo largo y ancho del país.

Techo y Agua surge como una respuesta del Fondo ante la apremiante situación Hídrica que afronta nuestro país; habiéndose desarrollado en aquellas comunidades donde ni ANDA ni FISDL trabajan o tienen previsto intervenir.

Desde el 2004, las intervenciones del Programa han llegado a zonas remotas y de mayor pobreza del país, en comunidades sin acceso al agua y con muy pocas posibilidades de contar con este servicio por tuberías en el mediano plazo

El objetivo del programa es contribuir al acceso de agua, al que como seres humanos tenemos derecho, dicho uso ha estado orientado a brindar el servicio para consumo principalmente, tratando que este sea brindado en cantidad y calidad adecuadas; fortaleciendo a la vez la resiliencia al cambio climático, atendiendo de esta forma a la población más vulnerable de las comunidades pobres de El Salvador, fortaleciendo la sostenibilidad del recurso hídrico.

Descripción del Sistema  Techo y Agua

El sistema individual básico para el abastecimiento de aguas lluvias comprenden la captación, recolección, conducción, intercepción, almacenamiento y tratamiento del agua para consumo humano, el proyecto incluye una adición nueva del área de recogimiento, para garantizar las mejores condiciones para la recolección del agua dado que algunas de las viviendas de la comunidad poseen cubiertas no aptas para la recolección de aguas lluvias (teja, lámina oxidada, etc.) , en otros casos se incluye únicamente el canal recolector y el abastecimiento a los tanques. El tratamiento del agua para consumo humano se hace a través de un filtro de mesa con un componente antibacterial de amalgama de plata, garantizando que el agua de consumo sea potable y de calidad.

Información sobre la población beneficiada actual

La población beneficiada comprende un total de 6,252 familias y 393 Centros Escolares, los cuales fueron beneficiados por dos tipos de sistemas el cual comprende la cosecha de agua lluvia y Saneamiento Básico.

Los sistemas de captación se clasifican de tipo individual y colectivo, la diferencia radica principalmente en la capacidad de almacenamiento de los sistemas que permiten ser de uso familiar o de una comunidad.

Los sistemas de tipo individual se instalaron un total 5,915 sistemas,  que benefician a 5,522 familias  de sistemas individuales, y 393 Centros Escolares, por su parte el sistema colectivo favoreció a 699 familias. Los sistemas de Saneamiento por su parte generan beneficio a la salubridad de 31 familias.

Sistemas Instalados por fase.

El programa Techo y Agua permitió la ejecución de 226 proyectos, instalando un total de 5,931 sistemas de captación de aguas lluvias y 31 sistemas de saneamiento básico.

Los sistemas de Captación de Agua Lluvia presentan diferente capacidad de captación máxima por sistema. En un primer momento, en la fase 2004-2005, los sistemas individuales estaban constituidos por cisternas de block cerradas que tienen una capacidad máxima de 11.6 m3; en el año 2008, el diseño del sistema tuvo una modificación siendo incorporados tanques de polietileno de alta densidad con limite de captación de 5 m3, para facilitar y abaratar el proceso de construcción y transporte de materiales.

A partir de esa fase el sistema de cosecha de agua lluvia está compuesto generalmente por 2 tanques, con una capacidad de almacenamiento de 10 m3. Por su parte los sistemas colectivos tienen generalmente una capacidad instalada de 140 metros cúbicos  de agua.

Impacto del Programa.

Esto se traduce en múltiples ventajas para la población de las comunidades beneficiadas, dado que anualmente la  capacidad instalada de todos los sistemas Techo y Agua es de 61,573 m3, que representan 431,011 barriles colectados, lo que al multiplicarlos por la cantidad de veces que se llenan los tanques, en promedio de 2.5 veces al año, según datos obtenidos en el campo, es de 154,007 metros cúbicos anuales, y este dato  al multiplicarlo por el costo promedio de un barril en las zonas que es de 1.5 dólares, representa un ahorro anual de US$ 1.16 millones de dólares en compra de agua.

Para ver el  informe final

PROGRAMA TECHO Y AGUA