El presidente del Fondo Ambiental de El Salvador (FONAES), Jorge Aguilar, visitó el municipio de Ahuachapán para sostener un encuentro con el alcalde de la localidad, Abilio Flores. La finalidad de la reunión, fue fortalecer relaciones, en miras de una mejora ambiental en el sector.

Durante la visita, realizada el pasado 20 de junio, el presidente del FONAES realizó un recorrido en la Laguna El Espino y sus alrededores, donde constató los daños ocasionados por corrientes de aguas negras, originadas en las comunidades aledañas al lugar, que en total, suman 3,126 hogares.

“Hemos arrancado la parte territorial, recolectando todo tipo de insumos para poder gestionar, y darle solución a la brevedad, como lo solicitó nuestro señor presidente, Nayib Bukele”, expresó el titular del Fondo, tras observar el estado de la laguna.

Según datos brindados por la Alcaldía de Ahuachapán a través de un estudio de la composición del líquido, los microorganismos alojados en la laguna, producto del desemboque de aguas residuales, generan un amplio espectro de toxinas que envenenan a los demás seres que habitan el mismo ambiente o que consumen el agua.

“Uno de los problemas más críticos que tiene es que todas las comunidades, tristemente, sus aguas grises desembocan en dicha laguna; además de que las personas llegan a tirar la basura. Lo preocupante de esto es que encontramos perritos tomando agua, ganado bebiendo agua de la laguna, hay varias familias que se dedican a la pesca, así como hay una industria de tilapia que también se alimenta de este tipo de agua y, definitivamente, sin tener que haber hecho un análisis esto tiene un serio problema de contaminación”, expresó Aguilar.

Durante la última semana de junio, el presidente del Fondo Ambiental de El Salvador, Jorge Aguilar, continuará el proceso de seguimiento a este caso, durante una asamblea agendada con personal de la municipalidad en cuestión.