El presidente del Fondo Ambiental de El Salvador (FONAES), Lic. Jorge Aguilar,  participó en una campaña de reforestación y limpieza en los alrededores del Río El Molino, situado en el municipio de Ahuachapán. La actividad, fue una iniciativa de vecinos de la colonia la Gloria, comunidad Santa Ercilia, y de zonas cercanas a las riberas del mismo.

El evento, efectuado el pasado sábado 29 de junio, congregó a  90  lugareños, que con palas, piochas, rastrillos y azadones, se dispusieron a limpiar el área, que no recibe mantenimiento desde hace varios años; además, realizaron una jornada de siembra, donde se plantaron 200 árboles, con el fin de revitalizar el terreno.

 

El acercamiento entre los ahuachapanecos y el Fondo Ambiental de El Salvador, se efectuó a través de redes sociales, donde uno de los líderes comunales contactó al titular de la Autónoma, para solicitar su apoyo, obteniendo una respuesta inmediata. “FONAES es una institución que está 100% comprometida con el tema medioambiental. Nosotros estamos en función de accionar mecanismos que estén cercanos a la gente. Somos un gobierno a puertas abiertas”, explicó el presidente del FONAES, luego de  entregar a los voluntarios de la actividad una dotación de insumos de limpieza e hidratación, patrocinados por la empresa Toto.

 

Degradación del Río El Molino

Según habitantes de la zona, cuando aconteció el terremoto del 13 de enero de 2001, el conducto de aguas residuales de las colonias aledañas al Río El Molino, sufrió una ruptura que nunca fue reparada; lo que provocó que estas aguas desembocarán en él, dañando no solo su cauce natural, sino también  actividad comercial que se sostenía de este río, como agricultura. Conforme el daño fue avanzando, personas ajenas al lugar sustrajeron árboles de las orillas del río, plantaciones de bambú, entre otros tipos de flora; degradando más el área.

En respuesta a esta problemática expresada por lugareños, el  presidente del FONAES hizo una visita al Río El Molino, antes de la actividad comunal, para verificar las condiciones en las que ha estado durante 18 años. En el lugar, se observó la fluidez de aguas negras, provenientes de las comunidades que rodean la zona; además de la notable falta de aseo  del lugar. Al respecto, el  presidente Jorge Aguilar, detalló antes de la jornada de limpieza efectuada por residentes: “Tristemente, con este caudal, se enferma uno de los pocos ríos saludables que aún existen en nuestro país. Comenzamos a tomar insumos, visitando el territorio, para  captar la información necesaria que nos permita elaborar el Plan de Gobierno: SOS ríos limpios”, mediante el cual, el Fondo Ambiental de El Salvador dará continuidad a este caso.