Durante muchas décadas se impulsaron políticas que promueven el aumento de las exportaciones agrícolas, y el país experimentó la conversión de sus zonas boscosas hacia producción agrícola de añil, algodón, el tipo de agricultura que se promovió, dependía de crecientes niveles de agroquímicos y otras prácticas no sostenibles, lo que a su vez causó una degradación ambiental severa, caracterizada por una fuerte erosión y pérdida de suelo fértil, pérdida de biodiversidad, contaminación del suelo y agua.
Los efectos acumulativos de la degradación ambiental aumenta exponencialmente la vulnerabilidad social y ambiental, impactando sobre las actividades productivas y los medios de vida de las comunidades locales, agravando la ya precaria situación de las mismas, mientras ponen en constante riesgo la infraestructura básica del país.

Una de las áreas prioritarias de la gestión ambiental del Fondo Ambiental de El Salvador FONAES está referida a la “Reforestación”; habiendo ejecutado a la fecha un total 186 proyectos distribuidos en todo el país, por un monto de aproximadamente US $ 4.7 millones, significando la reforestación y conservación de suelos de unas 7,000 manzanas y la plantación de más de 6 millones de árboles en cuatro programas: “Municipal de Reforestación”, “Desarrollo Forestal”, “Agroferestería” y “Reforestación del Área de Amortiguamiento del Humedal Cerrón Grande” este último actualmente en ejecución.

El FONAES consciente de la problemática que representa la disminución drástica de la cobertura vegetal que incrementa significativamente el arrastre de sedimentos hacia los diversos cuerpos de agua, provocando la pérdida de la capacidad productiva de las tierras y su incidencia en la seguridad alimentaria. Asimismo, ha contribuido con centenaraes de comunidades a la orientación sobre el uso adecuado de los recursos suelo, fauna y flora, además ha ayudado al cambio de actitud en relación al uso y manejo del recurso forestal ya que como un eje transversal se desarrolló un programa de capacitación.

El FONAES enfoca su acciones para combatir los principales problemas que sufre nuestro territorio y sus degradados recursos naturales
Disminución drástica de la cobertura vegetal, casi en la totalidad de la zona ribereña.
Incremento significativo del arrastre de sedimentos hacia el humedal y su incidencia en la producción hidroeléctrica
Pérdida de la capacidad productiva de las tierras.

Contaminación industrial, agroindustrial y doméstica generalizada en todo el humedal.
Sobreexplotación del recurso foretales , y fauna asociada.

Desde el el 2006 se comenzó la ejecución del programa de reforestación en el área de amortiguamiento del Cerrón Grande

El Fondo Ambiental de El Salvador harealizando una serie de proyectos de distinta naturaleza en el Humedal Cerrón Grande, todos orientados a su rescate ambiental y desde el año 2006 ejecuta con la cooperación financiera del Gobierno del Japón y en alianza con el Ministerio de Agricultura y Ganadería y veinte organizacio- nes de base el “Programa de Apoyo al Sector Forestal con Énfasis en el Área de Amortiguamiento del Humedal Cerrón Grande”, refores- tando 600 manzanas con árboles frutales y maderables.

Durante el año de 2007 se completó la siembra y mantenimiento de 184,800 árboles beneficiando a 603 familias e indirectamente a 159,335 habitantes en la zona, generando unos 24,000 jornales; así también como parte de las acciones para la sostenibilidad del Programa, este año se realizaron 160 jornadas de capacitación a los beneficiarios, sobre distintos tópicos relacionados con la reforestación y su mantenimiento, entregándoles material didáctico y alimentación. Para el próximo año el programa tiene previsto continuar con las ac- tividades de mantenimiento y capacitación que garanticen el manejo sostenible del nuevo boque, de manera lograr en el mediano y largo plazo los beneficios económicos como resultado de la producción de las plantaciones y los beneficios ambientales, tales como mejo- ramiento del clima y suelos, infiltración del agua y disminución de sedimentación entre otros.

Actualmente el FONAES se ha iniciado el proyecto: Implementación de 22 pulmones urbanos, en Centros Escolares de San Miguel, Departamento de San Miguel.

El Proyecto “Implementación de 22 pulmones urbanos, en Centros Escolares de San Miguel, Departamento de San Miguel”; consiste en la reforestación de xx centros escolares, con árboles de múltiple propósito (productivo, seguridad alimentaria y biodiversidad) para satisfacer, en el mediano y largo plazo, las necesidades de las comunidades educativas beneficiarias, y comprende la siembra de árboles, tales como anono (Anona reticulata), marañón ( Anacardium occidentale), mango(mangifera indica), limón (Citrus sp.), naranjo (Citrus sinensis), y zapote (Manilkara zapota ); durante el primer año, se establecerá el vivero, continuando el segundo con la siembra de las diferentes especies y el tercer año con labores de mantenimiento. El proyecto tendrá una duración total de 3 años; en el proceso los beneficiarios participarán en jornadas de capacitación; la asistencia técnica se dará según lo demanden los planes de manejo de las especies sembradas.